Vendiendo energía sexual

Vendiendo energía sexual

Primero que todo, hay una gran diferencia entre tener sexo y tener energía sexual. Sigue leyendo…

Si eres una modelo webcam, vendes energía sexual. No vendes desnudez y orgasmos, aunque eso podría parecer el resultado natural. Lo que vendes es energía sexual.

Tómate un minuto para preguntarte: “¿Tengo energía sexual?”. Si tu corazón late y si estás tanto respirando como despierta, entonces la respuesta será “Sí”. Ahora debes darte cuenta de cómo luce tu energía sexual. ¿Cómo la expresas en tu día a día? ¿En tu reír y tu sonrisa? ¿En tus zapatos y tu ropa? ¿Con tu cabello y tu maquillaje? ¿En el modo en que caminas? ¿En la manera cómo haces contacto visual? ¿Hay una fantasía de energía sexual que no hayas probado pero que te gustaría intentar? ¿Cuáles de tus recuerdos de energía sexual son tus preferidos? ¿Qué tipo de literatura, imágenes o videos estimulan más tu energía sexual? EMPIEZA AHÍ. Encuentra el centro de tu energía sexual innata y concéntrate en ello mientras trabajas. Es esa motivación y esa chispa lo que vendes, y es para que les brindes esa experiencia por lo que las personas van a pagar un alto precio. Y puesto que es quién eres naturalmente y es lo que deseas expresar, el trabajo de vender tu energía sexual será sencillo y divertido.

            Mientras haces esto, identificarás clientes que responden a tu energía sexual más que otros. Te demostrarán su adoración en la forma en que te dan regalos y tokens, además de en las conversaciones que tienes con ellos. Rápidamente se enamorarán de ti, o de la fantasía que tengan de ti, y seguirán dándote cada vez más de su mejor recurso: dinero. Invítalos a tu vida de trabajo. Para este punto ya habrán comprado tu Snapchat y otras formas de estar en contacto contigo, y pronto estarán dispuestos a pagar por tu educación universitaria, tu próximo medio de transporte o cualquier cirugía cosmética que quieras tener para mejorar tu efectividad.

No obstante, no pierdas de vista el potencial de los nuevos clientes admiradores. Permanece centrada en tu energía sexual para que sigas atrayendo naturalmente muchos más clientes.

            Una buena manera de mantener fresca tu marca es subir diariamente fotos tuyas en tus redes sociales. Mantén viva tu energía sexual para tus seguidores frecuentes. Más allá de las selfies que publicas, ten una sesión de fotografía profesional entre cada seis y ocho semanas y cambia tus fotos de perfil para reflejar las nuevas expresiones de tu energía sexual. Mi recomendación es que no hagas fotos que enseñen todo. Tómate fotos que sean divertidas, o inocentes, o intensas, o alternativas; que expresen la fuente energética de quién eres naturalmente.

            Si estás en Medellín o visitas la ciudad con frecuencia, contáctanos para agendar una sesión fotográfica y te incluiremos el servicio de añadir algunas de las nuevas fotos a tu diseño de perfil principal. Te ofrecemos una sesión fotográfica de tres horas por COP$220.000, esta incluye alrededor de 150 imágenes y la edición final de 20 de ellas. Incluimos también la actualización del diseño de tu perfil por ese precio. Las horas adicionales están disponibles a negociación al igual que opciones especiales como el alquiler de espacios exclusivos ($120.000 por tres horas de fotos con 150 imágenes -10 con edición final- sin la edición profesional de tu diseño de perfil).

            Buena suerte reluciéndote. Permítenos saber en nuestra sección “contacto” cómo podemos servirte.